Aprender a esquiar con nuestros trucos y consejos es más fácil

Ya estamos casi en invierno y llegan las primeras nieves por las zonas altas de España. Si estás pensando en unas vacaciones blancas y quieres esquiar como un profesional, es un buen momento para planificarlo todo. Eso sí, si eres primerizo te vendrá bien tener en cuenta una serie de consejos para no pasar demasiado tiempo en horizontal sobre la nieve. Aunque no se puede aprender a esquiar en un día, sí se pueden adquirir los rudimentos básicos para empezar a disfrutar de este deporte de nieve.

El estado de las pistas, muy importante para poder esquiar

Aunque parezca una obviedad, se esquía mucho mejor cuando las condiciones son propicias para ello: climatología, cantidad y tipo de nieve, estilo de pista, etc. También unas instalaciones equipadas suficientemente garantizan una experiencia agradable. Antes de salir de viaje a la nieve conviene informarse sobre el estado de la nieve en el lugar donde tengas pensado ir. Es muy recomendable que, para tus vacaciones en la nieve, te decantes por un hotel donde se pueda esquiar con garantías de seguridad, comodidad y buen servicio. Rafaelhoteles by La Pleta está nominado como uno de los mejores hoteles de esquí de España y puede que sea la mejor alternativa para esquiar en Baqueira este invierno.

Utiliza equipo que te ofrezca garantías de seguridad a la hora de esquiar

Tendrás que tener en cuenta, sobre todo, dos elementos de tu equipo de esquí: las botas y los bastones. Aunque los esquís son importantes, hay prácticamente un tipo para cada clase de esquiador y se adaptan a tu estilo y experiencia. Sin embargo, hay que prestar especial atención a las botas, ya que son el elemento que te une a los esquís y, por tanto, al suelo. La sujeción debe ser perfecta, sólida y con la flexibilidad suficiente como para que te muevas con comodidad. La articulación del tobillo debe estar bien sujeta y totalmente protegida. Si alquilas el equipo, asegúrate que este ítem cumple todos estos requisitos.

Los bastones son un elemento importante para quien empieza a esquiar. Además de valer para equilibrarte, serán de mucha ayuda cuando te caigas — y te pasará con frecuencia, al principio —. Si te caes, no dejes que cunda el pánico. Quítate los esquís, si no se te han soltado al caerte y colócalos perpendiculares a la pendiente. Utiliza los bastones como apoyo extra para levantarte.

La posición del cuerpo es la clave al aprender a esquiar

Gran parte del éxito al esquiar está en la posición de tu cuerpo. Debes estar relajado, con las piernas flexionadas. Acerca las puntas de los esquís sin que se toquen para hacer cuña. Presiona con los cantos de la parte interior de los esquís a la vez que separas los talones para controlar la velocidad. Si no tienes experiencia esquiando; es normal que los primeros días tengas muchas agujetas, porque estás ejercitando los músculos como no lo habías hecho antes. Pero que esto no te desanime, si te levantas sin poder moverte. Cuando te acostumbres, ¡lo disfrutarás al máximo!

Toma clases para aprender a esquiar

Siempre se aprende mucho más rápido y con más eficiencia si te asesora un profesional. En Baqueira hay varias alternativas para hacerlo. Aunque puedes optar por el camino autodidacta, te ahorrarás algunas caídas y algo de frustración si sigues los consejos de un profesor que te acompañe en el camino. En poco tiempo, serás el amo de la pista. Se trata de ser constante y no pretender abarcar demasiado. Poco a poco, te encontrarás más cómodo y le encontrarás la gracia a esquiar, hasta que se convierta en tu deporte favorito.

 

Escribe un comentario