Para tener unas vacaciones de ensueño no es necesario recorrer el mapamundi de punta a punta. En España hay infinidad de rincones fascinantes y destinos de viaje que pueden dejarte con la boca abierta. Hoy en el blog te damos pistas sobre dónde viajar este verano de 2018. Se trata de los lugares que más pueden sorprenderte sin que tengas que hacer muchos kilómetros ni gastar demasiado dinero.

 

Lanzarote, para disfrutar de algunas de las mejores playas de España

Cada una de las Islas Canarias son pequeños paraísos en sí mismos, con atractivos para todos los gustos. En Lanzarote encontrarás playas de aguas templadas y arena blanca y fina. Además, podrás visitar el Parque Nacional de Timanfaya o la Casa-Museo de César Manrique. La naturaleza de la isla de Lanzarote puede dejarte sin respiración por su belleza y se trata de un destino de viaje muy asequible, gracias al gran número de aerolíneas de bajo coste que operan en el aeropuerto de Arrecife.

Lanzarote - destinos de viaje ideales

La Rioja, uno de los destinos ideales para sumergirse en la cultura del vino

Los viñedos de la zona de La Rioja encierran todo el espíritu y la magia de la enología más famosa y con más reconocimiento a nivel internacional del país. ¿Por qué no hacer una ruta por carretera con tu propio coche este verano de 2018? Así podrás visitar las mejores bodegas y cultivos de uva de España. Además, te conectará con una de nuestras señas de identidad y culturales más profundas y arraigadas. La ciudad de Logroño te espera con una variedad casi infinita de tapas y raciones en la Calle Laurel, la zona de «pincheo» con más carácter de la capital.

Madrid, para descubrir una perspectiva diferente de la capital

Cuando llega el verano parece que la ciudad de Madrid experimenta un éxodo masivo. Pero, para quien sabe buscar, se pueden encontrar un montón de respuestas a la pregunta «¿qué hacer en Madrid. La capital cuenta con una oferta de ocio y cultura inagotable, además de hoteles de primera calidad. Por no hablar de una infinidad de rincones de atractivo turístico. Si eres de los sibaritas, puedes seguirle la pista a algunos de los muchos restaurantes de moda en Madrid y darte varios homenajes. Patea todos los barrios de Madrid para mirar la ciudad como nunca lo habías hecho antes.

Playas sorprendentes a 15 minutos de Barcelona

Badalona es una ciudad que se encuentra a unos 10 kilómetros de Barcelona, así que si quieres disfrutar de una pequeña perla en el Mediterráneo y, al mismo tiempo, aprovechar del viaje y visitar la maravillosa ciudad de Barcelona, has dado con el destino de viaje ideal. La playa de Badalona es una playa de arena fina que goza de la calificación de bandera azul. Darte un chapuzón o tomar una caña fresquita en una de las terrazas con vistas al mar…¡el mejor plan para estas vacaciones del verano 2018! Reserva tu hotel en Badalona y disfruta de uno de los destinos de viaje ideales para el verano.L'Estupendu - restaurante para comer en Badalona

Asturias y los exuberantes Lagos de Covadonga

Los Lagos de Covadonga son, sin duda, uno de los mejores destinos para viajar en verano de 2018. Aunque son bonitos y visitables durante gran parte del año, si tienes vacaciones en verano, darás con su mejor momento. Los lagos Enol, Ercina y Bricial están más llenos gracias al deshielo y podrás recorrer el paraje cómodamente. Además, puedes combinar esta excursión con alguna visita a otros destinos asturianos como Cudillero, Oviedo o Gijón, otros destinos de viaje ideales para unas vacaciones en España.

La Costa de la Luz: Huelva y Cádiz

¿El verano y la playa son sinónimos irrenunciables para ti? Te animamos a pasar tus vacaciones en la Costa de la Luz. Esta costa, también con algunas de las mejores playas de España, engloba todas las playas de Cádiz y Huelva. Las playas atlánticas del sur de España se caracterizan por su arena «rubia» y sus aguas limpias. Se trata de playas amplias y siempre cambiantes, que ofrecen unos increíbles atardeceres. Además, también permiten practicar todo tipo de deportes náuticos como el kitesurfing o el bodyboard. Si prefieres algo más relajado puedes, sencillamente, pasear por la orilla del mar o sentarte en la arena a ver romper las olas una y otra vez como terapia hipnótica.